domingo, 25 de septiembre de 2022

He aquí que vengo, por Magdalena Chasles, Segunda Parte, Las Congregaciones alrededor de Cristo (IV de IV)

 e) La Vendimia para las Naciones 

Las naciones coaligadas marcharán, pues, a Jerusalén, tomarán la ciudad, pero en medio de la angustia general, el Eterno –Cristo– aparecerá sobre el caballo blanco y combatirá a las naciones. 

“Se llama Fiel y Veraz, juzga y pelea con justicia” (Apoc. XIX, 11). 

La mera aparición de Cristo y sus ejércitos celestiales provocará un espantoso pánico en los que están coaligados con el Anticristo: 

“Agarrará cada cual la mano del otro,

Y alzará la mano contra su prójimo”. 

La Palabra de Dios será realmente el verdadero árbitro (Jn. XII, 48; Heb. IV, 12). Los que hayan menospreciado las profecías serán juzgados por ellas. El esplendor de su cumplimiento los enceguecerá, y es por eso que “sus ojos se corromperán en sus cuencas”; la Palabra de Dios, que debían proclamar, destruirá “sus lenguas que se les pudrirán en la boca” (Zac. XIV, 12). 

Es por eso que Cristo se les aparece con una espada aguda, la Palabra cortante y penetrante de la verdad y la justicia. Va a gobernar a las naciones “con vara de hierro” y llevará a cabo una terrible “vendimia”. 

“Él es quien pisa el lagar del vino de la furiosa ira de Dios el Todopoderoso” (Apoc. XIX, 15). 

La vendimia está puesta en relación a la siega, tanto en el Apocalipsis como en Joel, la siega para Israel, la vendimia para las Naciones: 

“Echa tu hoz afilada y vendimia los racimos de la vid de la tierra, porque sus uvas están maduras”. Y arrojó el ángel su hoz sobre la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó (la vendimia) en el lagar grande de la ira de Dios. 

El lagar fue pisado fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre que llegó hasta los frenos de los caballos, por espacio de mil seiscientos estadios” (Apoc. XIV, 18-20). 

miércoles, 21 de septiembre de 2022

Tabla sumaria de las relaciones entre el Santo Patriarca Isaac y Nuestro Señor Jesucristo (IV de V)

 

CAPÍTULO DÉCIMO SEXTO

ISAAC SE CASA CON REBECA

 1. Sin embargo, el hijo de Abraham había dejado los aposentos de su padre.

2. Había salido al campo, hacia el final del día, para entregarse por completo a los ejercicios de la religión.

3. Rebeca encontró a Isaac en el pozo del Dios vivo.

4. Fue Eliécer quien le dio a conocer a Isaac.

5. Alta idea que le da de su esposo.

6. Humildad y modestia de Rebeca al ver a Isaac.

7. Eliécer comunica a Isaac el éxito de su misión y le entrega con alegría la esposa que ha elegido para él.

8. Isaac se enamora de la belleza de Rebeca.

9. La hace ocupar en la casa de Abraham el lugar de Sara, su madre, que había muerto tres años antes.

10. Isaac la toma como esposa.

11. Su afecto por ella es tan grande que atempera el dolor que sintió por la muerte de Sara, su madre.

12. Rebeca es la única esposa de Isaac.

13. Rebeca posee y poseerá por siempre, sola y sin compartir, el corazón de su esposo.

14. Isaac nunca abandonará a Rebeca.

15. Esta santa unión será el modelo de los esposos cristianos de todos los tiempos.

 

JESUCRISTO SE CASA CON LA IGLESIA

 1. Sin embargo, el hijo de Dios había dejado los aposentos de su Padre.

2. Había venido al mundo, hacia el final de los tiempos, para entregarse por completo a los ejercicios de la religión.

3. La Iglesia encontró a Jesucristo en la fuente del Dios vivo.

4. Son los Apóstoles quienes le dan a conocer a Jesucristo.

5. Alta idea que le dan de su esposo.

6. Humildad y modestia de la Iglesia al ver a Jesucristo.

7. Los Apóstoles comunican a Jesucristo el éxito de su misión y le entregan con alegría la esposa que han elegido para él.

8. Jesucristo se enamora de la belleza de la Iglesia.

9. La hace ocupar en la casa de Dios el lugar de la Sinagoga, su madre, que había muerto tres años antes.

10. Jesucristo la toma como esposa.

11. Su amor por ella es tan grande que atempera el dolor que sintió por la muerte de la Sinagoga, su madre.

12. La Iglesia es la única esposa de Jesucristo.

13. La Iglesia posee y poseerá por siempre, sola y sin compartir, el corazón de su divino esposo.

14. Jesucristo nunca abandonará a la Iglesia.

15. Esta divina unión será el modelo de los esposos cristianos de todos los tiempos.


 CAPÍTULO DÉCIMO SÉPTIMO

PREDESTINACIÓN DE JACOB, REPROBACIÓN DE ESAÚ 

sábado, 17 de septiembre de 2022

He aquí que vengo, por Magdalena Chasles, Segunda Parte, Las Congregaciones alrededor de Cristo (III de IV)

 d) Los Ejércitos de Cristo 

Las movilizaciones sucesivas en los aires, al encuentro del Señor, de los muertos resucitados, de los mártires llamados a la vida, de los vivos transformados, unidos a los ejércitos celestiales, formarán una congregación gloriosa muy superior, sin comparación posible en cuanto al número y calidad, a la que habrán podido formar el Dragón, la Bestia y el Falso Profeta. 

Cuando Judas entregó a Jesús, y Pedro, siempre impetuoso, quiso defenderlo, el Maestro le dijo: 

“Vuelve tu espada a su lugar, porque todos los que empuñan la espada, perecerán a espada. ¿O piensas que no puedo rogar a mi Padre, y me dará al punto más de doce legiones de ángeles? ¿Más, cómo entonces se cumplirían las Escrituras de que así debe suceder?” (Mt. XXVI, 52-54). 

En su Primera Venida, según las Escrituras, Jesús rechazó que los hombres tomaran su defensa, pues su Padre era lo suficientemente poderoso para enviar ejércitos celestiales en su socorro. Pero ahora, siempre según las Escrituras, Cristo va a aparecer en su gloria para combatir a los enemigos tanto del Padre como suyos. El tiempo de la paciencia se ha cerrado y el de la cólera comienza. 

“Y vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco, y el que montaba es el que se llama Fiel y Veraz, que juzga y pelea con justicia.

Sus ojos son llama de fuego, y en su cabeza lleva muchas diademas, y tiene un nombre escrito que nadie conoce sino Él mismo. Viste un manto empapado de sangre,

Y su Nombre es: el Verbo de Dios.

Le siguen los ejércitos del cielo en caballos blancos, y vestidos de finísimo lino blanco y puro.

De su boca sale una espada aguda, para que hiera con ella a las naciones. Es Él quien las regirá con cetro de hierro; es Él quien pisa el lagar del vino de la furiosa ira de Dios el Todopoderoso.

En su manto y sobre su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores” (Apoc. XIX, 11-16). 

¿No son estos misteriosos ejércitos, vestidos al igual que la Esposa, la Iglesia que es “movilizada” al encuentro de Cristo y el Adversario? 

martes, 13 de septiembre de 2022

Tabla sumaria de las relaciones entre el Santo Patriarca Isaac y Nuestro Señor Jesucristo (III de V)

 CAPÍTULO DÉCIMO PRIMERO 

CONSECUENCIAS GLORIOSAS DEL SACRIFICIO DE ISAAC 

1. Dios protege a Isaac y lo libra de la muerte.

2. Isaac sobrevive a su sacrificio, tal como Abraham lo había prometido.

3. Al librar a Isaac de la muerte, Dios dio una prueba infalible de la verdad de sus promesas.

4. El sacrificio de Isaac trajo una gloria infinita a Abraham, su padre.

5. En virtud de este sacrificio, Abraham se convirtió en padre de todos los fieles.

6. Por su sacrificio, Isaac mereció una gloria eterna.

7. Adquirió para sí una posteridad tan numerosa como las estrellas del cielo.

8. Mereció ser mediador entre Dios y su familia.

9. Por eso la Sinagoga reza en nombre y por los méritos de Isaac.

10. El sacrificio de Isaac fue fuente de todas las bendiciones para sus descendientes.

11. Es en virtud de este santo sacrificio que triunfa sobre todos sus enemigos.

12. Por último, es a la virtud del sacrificio de Isaac a quien debe la inestimable felicidad de poseer la tierra prometida. 

CONSECUENCIAS GLORIOSAS DEL SACRIFICIO DE JESUCRISTO 

1. Dios protege a Jesucristo y lo libra de la muerte.

2. Jesucristo sobrevive a su sacrificio, tal como Dios lo había prometido.

3. Al librar a Jesucristo de la muerte, Dios dio una prueba infalible de la verdad de sus promesas.

4. El sacrificio de Jesucristo trajo una gloria infinita a Dios, su Padre.

5. En virtud de este sacrificio, Dios se convirtió en Padre de todos los fieles.

6. Por su sacrificio, Jesucristo mereció una gloria eterna.

7. Adquirió para sí una posteridad tan numerosa como las estrellas del cielo.

8. Mereció ser mediador entre Dios y su familia.

9. Por eso la Iglesia reza en nombre y por los méritos de Jesucristo.

10. El sacrificio de Jesucristo fue fuente de todas las bendiciones para sus descendientes.

11. Es en virtud de este santo sacrificio que triunfa sobre todos sus enemigos.

12. Por último, es a la virtud del sacrificio de Jesucristo a quien debe la inestimable felicidad de poseer la verdadera tierra prometida.

 

CAPÍTULO DÉCIMO SEGUNDO

VOCACIÓN Y MISIÓN DE ELIÉCER 

viernes, 9 de septiembre de 2022

He aquí que vengo, por Magdalena Chasles, Segunda Parte, Las Congregaciones alrededor de Cristo (II de IV)

   b) Al Sonido de la Trompeta de Dios 

Aquí encontramos un nuevo detalle: el de la congregación al sonido de la trompeta. 

Isaías ya había unido la siega del fin de la era y el sonido de la trompeta. Cuando los hijos de Israel sean “recogidos uno a uno”, a fin de que ninguno se pierda –como los últimos granos en el aire–, entonces “en aquel día que sonará la gran trompeta” (Is. XXVII, 13). 

La trompeta jugaba un rol importante para anunciar las congregaciones en Israel, los desplazamientos del campo al desierto, los días de fiesta, los novilunios, como así para llamar a la guerra y congregar las tropas después de la batalla. 

Una fiesta particular llevaba el nombre de Fiesta de las Trompetas, asociada estrechamente a la de la Expiación, al Yôm Kippur (Lev. XXIII, 23-27; XXV, 9). 

¿No es acaso singularmente profético esta relación de las dos fiestas? He aquí la gran expiación de Israel unida al llamado de las trompetas para la gran congregación, al fin del siglo. 

Pero parece cierto que el sonido de las trompetas se hará oír varias veces, para varias congregaciones. Al comienzo de la Tribulación, cuando Dios retome su plan con Israel y se cumpla, punto por punto, lo que fue predicho por el profeta Daniel con respecto a la septuagésima Semana, la Iglesia, Cuerpo de Cristo, no podrá evidentemente participar en la gran Tribulación[1]; será separada del horno, “tomada” como Enoc, porque habrá “andado con Dios” (Gén. V, 24). 

Sobre la tierra subsistirán iglesias judeo-cristianas, representadas por las “siete” a las que Cristo, por medio de su apóstol Juan, envía mensajes poderosos, a fin de que estén preparadas y que, victoriosas del Diablo y del Anticristo, muchos de entre sus miembros puedan recibir gloriosas recompensas[2]. 

lunes, 5 de septiembre de 2022

Tabla sumaria de las relaciones entre el Santo Patriarca Isaac y Nuestro Señor Jesucristo (II de V)

 CAPÍTULO SEXTO

BELLAS CUALIDADES DE LA MADRE DE ISAAC 

1. Está adornada con todos los dones de la naturaleza.

2. Su extraordinaria belleza es admirada por pueblos y reyes.

3. Su profunda humildad.

4. Su admirable castidad.

5. Su sumisión sin límites a Abraham.

6. Abraham la ama más que a todas las demás mujeres.

7. La madre de Isaac es y será siempre el modelo y la gloria de su sexo.

 

SUBLIMES PERFECCIONES DE LA MADRE DE JESUCRISTO 

1. Está adornada con todos los dones de la gracia.

2. Su incomparable santidad es admirada por pueblos y reyes.

3. Su profunda humildad.

4. Su admirable castidad.

5. Su sumisión sin límites al Señor.

6. El Señor la ama más que a todas las demás mujeres.

7. La madre de Jesucristo es y será siempre el modelo y la gloria de su sexo.

 

CAPÍTULO SÉPTIMO

BELLAS CUALIDADES DE ISAAC 

jueves, 1 de septiembre de 2022

He aquí que vengo, por Magdalena Chasles, Segunda Parte, Las Congregaciones alrededor de Cristo (I de IV)

   5) Las Congregaciones alrededor de Cristo 

El Anticristo seducirá y engañará a Israel presentándose como el Cristo. Subyugará a las Naciones, cogidas en la trampa de los compromisos, por medio de su poder dictatorial. Esta doble acción estará marcada por dos “parusías”. 

El hombre de pecado aparecerá primero montado sobre el caballo blanco del primer Sello, luego como la Bestia investida con el poder de Satanás, que surge del mar, es decir, en el lenguaje profético, de en medio de las masas populares. 

Provocará la apostasía hasta hacerse adorar en el Templo. 

La Serpiente antigua, que conoce las Escrituras y que será el animador del Anticristo, lo presentará en estas dos actitudes para falsificar mejor a Cristo. 

Pues Cristo tendrá su Parusía bajo dos aspectos. 

El Hijo del hombre debe venir “sobre las nubes con poder y grande gloria”, pero aparecerá también montado en un caballo blanco, como Juez, Rey de reyes y Señor de señores. 

Estas dos manifestaciones son una, pero el Anticristo las querrá imitar, al menos en cuanto al número. 

Este doble aspecto del Retorno del Señor nos muestra, una vez más, de qué manera el misterio de Cristo –si uno no busca penetrar su profundidad hasta en los menores detalles– puede parecer aparentemente contradictorio. 

Jesús vuelve sobre las nubes, como lo dijo al sumo Sacerdote, principalmente para Israel. ¿La Venida no es acaso la alegría y el consuelo de su pueblo? 

Pero el caballo, animal de guerra, sobre el cual aparece igualmente, indica los últimos combates y el juicio de las Naciones: la vendimia de los reyes y de los habitantes de la tierra. 

a) La Siega para Israel