miércoles, 20 de junio de 2012

Oración a la Santísima Virgen, por León Bloy.

Nota del Blog: Con esta bella oración quiero dar comienzo a este pequeño blog, poniéndome bajo el amapro de la Virgen Dolorosa.




Virgo Dolorosa


"Soberana y bien amada Señora, yo no sé honrarte en este o en aquel de tus Misterios, como fue enseñado a alguno de tus Amigos. Lo único que quiero recordar es que Tú eres Madre Dolorosa, que toda tu vida terrestre no ha sido más que dolor, dolor infinito y que soy uno de los hijos de tu dolor. Entré a servirte como un esclavo y en tus manos he puesto mi vida temporal y espiritual para que Tu súplica consiga mi santificación y la de todos. Es solamente así, con este único título que puedo dirigirte la palabra. No tengo fe, ni esperanza, ni amor. No sé nada ni de oración ni de penitencia, nada puedo, y no soy otra cosa que un hijo de dolor. No me reconozco ningún mérito, ningún acto realmente bueno que pueda hacerme agradable a Dios; pero soy eso que Te digo, un hijo de dolor. Tú sabes que una vez, hace más de treinta años, siguiendo un impulso que en verdad venía de Ti, pedí que pesara sobre mis hombros todo el dolor posible. Por eso me atrevo a ofrecerte mi dolor, que es grande y continuo. Toma de este tesoro para pagar mis deudas y las de todos los seres que amo. Y después, si Dios permite, dame el ser Tu testigo en los tormentos de la muerte. Te lo pido por Tu muy dulce nombre de María."